15 de junio de 2009

Los artistas tienen apodos agraciados e hirientes

Nadie se salva de la imposición de apoyos. Ni siquiera los (y las) que están muy cerca de las estrellas. Tanto en Hollywood como en la colonia artística argentina, la envidia y la admiración hacia quienes venden sueños dorados desembocan en motes que pueden dibujar una amplia sonrisa o provocar una ira irrefrenable.


Drew Barrymore (“Los Angeles de Charlie”) es “Daisy” (Margarita, su flor favorita) para los amigos. Liz Hurley llama “El mono” a Hugh Grant y Jodie Foster es, para su familia, “Pequeña tirana”.



Kate Winslet (“Titanic”) tuvo que soportar que la llamaran “Bubbler” (ballena) en el colegio, por estar gorda. Y a su compañero en la película sobre el trasatlántico que se hundió, Leonardo Di Caprio, sus amigos le dicen “Noodle” (bobo).

“El cuerpo”


Arnold Schwarzenegger (“Terminator”) se hizo llamar “Arnold strong” (Arnold fuerte) en sus inicios, buscando facilitar a los norteamericanos la pronunciación de su nombre. Demi Moore (“Striptease”) se ganó el sobrenombre de “Miss dame más” por su tozudez para conseguir una paga cada vez más alta. A Denzel Washington lo denominan “El Clark Gable negro” y Raquel Welch se ganó el apelativo “El cuerpo”.


A Naomi Campbell la llaman “La Brigitte Bardot negra” y “La Nefertiti del siglo XX” y Sylvester Stallone (“Rambo”) fue en sus inicios “El potro italiano”.


Alicia Silverstone (“Batman”) tuvo que aguantar que la llamaran “Fat girl” (chica gorda) y “Butt girl” (chica mantequilla), por sus kilos de más. Jack Nicholson (“El resplandor”) se autocalifica en privado como “El señor Diablo”.

Una peste

Johnny Depp (“Piratas del Caribe”), según dicen, se registra en moteles como “Stench” (peste) y Madonna fue -y sigue siendo- “La ambición rubia”. Mickey Rourke (“El luchador”), por decir siempre lo que piensa de los demás, es conocido en Hollywood como “Mickey, el bocazas”. En su casa llaman “Pastelito dulce” a Ashley Judd. Y en el ambiente le dicen “La magnolia de acero”.


El apodo de Robert De Niro (“Casino”) es “Bobby milk” (Bobby leche), por su rostro pálido y a Sandra Bullock (“Miss Simpatía”) le pusieron “Redblood” (Sangre roja), porque es una mujer muy temperamental.

0 deppravados comentarios: